Este tradicional hotel, una antigua casa señorial fue contruido en 1712 y renovado en el año 1995. Dispone de 150 habitaciones, de ellas 144 dobles y 6 individuales. En el elegante hall de entrada podrá encontrar un patío típico de la isla con plantas y asientos y una recepción abierta 24 horas. Parte de las instalaciones son también los ascensores, la piscina, la acogedora cafetería, el bar y el reconocido restaurante a la carta. Edificio emblemático con más de 100 años con unas privilegiadas vistas al Teide.